viernes, 17 de agosto de 2012

Los mejores de entre los hombres

Anoche, en este intervalo entre los Juegos Olímpicos y los Paralímpicos de Londres, la BBC emitió un programa de ficción basada en una historia real que me ha impactado mucho. Durante 90 minutos The Best of Men (los mejores de entre los hombres) cuenta la historia del doctor Ludwig Guttman, neurólogo y refugiado judío alemán que vivía en Inglaterra. El el doctor Gutmann llega al hospital militar temporal de Stoke Mandeville en el año 1944 en plena Segunda Guerra Mundial para tratar a los heridos medulares.

Los heridos de guerra llegaban desde el frente para ser cuidados durante su agonía y no tenían más esperanza que una vida prostrados en la cama y una probable muerte lenta ó por sus heridas ó por los problemas provocados por la falta de curación. En la época las personas paraplégicas no tenían esperanza de una vida mejor.

Nada más llegar al hospital el doctor Gutmann empieza a poner en práctica sus ideas y tratamientos radicales. A pesar del rechazo por parte del personal clínico empieza a retirar la escayola que les sujetaba la cama, desengancharles de la morfina para permitirles pensar, y tras un período tenso de ajuste, empezar a levantarse y moverse por el pabellón. El médico tuvo que enfrentarse al rechazo por parte del gremio médico e incluso de sus propios pacientes, y de la xenofobia y del racismo. Sin embargo vemos como los hombres empiezan a moverse y a valerse por sí mismos provocando el asombro entre ellos mismos y de los responsables del hospital. El doctor lucha contra la incomprensión de sus superiores militares para conseguir los recursos necesarios para permitir a los soldados moverse y hacer ejercicios para recuperar la fuerza en el tronco.

Al empezar a recuperar la movilidad en el tronco y al entregarse las hasta entonces innecesarias sillas de ruedas, los jóvenes soldados sufren por falta de actividad. El médico les hace salir del pabellón para disfrutar de los jardines y en una secuencia emocionante, vemos la primera vez que empiezan a jugar con bastones invertidos que sirven de palas para tirar piedras hacía cubo tumbado en el suelo. En seguida consiguen del gimnasio unas palas de hockey y pelotas. Luego empiezan con lanzamiento de jabalina y tiro con arco. El médico se niega a aislar a los soldados de la vida real y consigue convencerles que deben adaptarse al mundo exterior.

Al terminar la guerra llega el momento para que los "pacientes" salgan del hospital para iniciar su vida como "ciudadanos". Vemos cómo superan el miedo al rechazo social y familiar y buscan su camino en el mundo. Sin embargo les falta una forma de convencerse a ellos mismos de su habilidad. El doctor Gutmann reacciona a la noticia de los juegos olímpicos de Londres de 1948 y propone la idea entonces sorprendente de unos juegos paralelos para las personas con discapacidad. Los juegos consiguen reunir a personas de todo el país.

El cierre del programa muestra imágenes de los "Juegos Stoke Mandeville" desde ese año hasta el año 1960 cuando tuvieron lugar los primeros juegos "Paralímpicos" en Roma, y hasta la actualidad.

El programa es emocionante y ayuda a comprender la enorme importancia de estos juegos para los participantes y la lucha de cada persona para superar sus limitaciones. Ha sido me parece muy acertado en estos momentos en que vemos en España como en el Reino Unido como los recortes presupuestarios perjudican la vida de las personas con discapacidad.

No hay comentarios: